Mantener la atención con el uso de los colores

Una vez conseguida la atención, pasamos al segundo objetivo del diseñador, mantener la atención el tiempo suficiente para que el usuario reciba toda la información importante. El color en sí mismo genera interés, una imagen o palabra coloreada atrae más  la atención que si estuvieran en blanco y negro.


El color junto con el tamaño, el lugar y la audacia son los factores de mayor impacto en un anuncio, según estudios realizados. Por ejemplo, en un mailing directo, la inclusión de color en el texto puede conseguir hasta un 50% más de respuestas.


Cuando se ve a la distancia, un diseño debe atraer a la vista, ser claro y fácil de leer. Lo ideal es que también estimule a una sencilla exploración, de modo que el ojo sea llevado de una parte a otra del diseño suavemente. Si es muy regular se corre el riesgo de que no pueda mantener el interés y si es muy irregular de que resulte molesto a la vista.


Cuando planificamos un diseño gráfico debemos escoger cuidadosamente la combinación de colores más adecuada y eficaz. Para hacer que el cliente lea y tenga en cuenta el contenido del diseño en conjunto, el diseñador debe considerar hacia dónde dirigir la atención en primer lugar, en segundo lugar, tercero y así sucesivamente. Una respuesta visual bien ordenada es poco probable que caiga en la confusión que sería si varios elementos compiten con la misma fuerza por la atención. Por lo tanto debemos establecer cuáles son los elementos dominantes para establecer una jerarquía que promueva estabilidad y claridad visual.


Una de las principales consideraciones del diseño en el siglo XX ha sido la relación de los llamados elementos de “primer plano”.  Mientras que en la percepción visual normal implica destacar el primer plano, normalmente a expensas del fondo, los diseñadores deben desarrollar la capacidad de mantener y equilibrar ambos de manera simultánea en su imaginación.
En tipografía por ejemplo la legibilidad depende no solo de prestarle atención a las letras, sino también a los espacios en blanco entre estas y a su alrededor. Los slogans se pueden leer con mucha más rapidez cuando hay una marcada diferencia de tono, más que de tonalidad y saturación, entre las letras y su fondo. Una combinación de color estridente puede,  parecer en principio, más atrayente, pero existe el peligro de que nos canse con mayor rapidez. Como norma un diseño con fuertes diferencias de tono atraerá más que aquel con diferencias suaves. Con letras suficientemente grandes y claras sería apropiado para distancias largas, pero en texto que se lee a distancia normal, unos 33 cm, la misma combinación resultaría molesta, vibraría. En este caso resultaría mejor texto oscuro sobre un fondo claro, neutro o metálico. Al diseñar bloques de texto la combinación más legible es negro sobre blanco, después negro sobre amarillo, amarillo sobre negro, verde sobre blanco y rojo sobre blanco. Alternativamente las combinaciones menos legibles son rojo sobre azul, naranja sobre azul, amarillo sobre naranja y verde sobre naranja.


Cuando se limitan a líneas finas los colores también pueden cambiar su identidad. En la distancia el amarillo puede parecer blanco, el naranja parecer rojo, el verde azul y el azul parecer negro. Si se colocan letras rojas sobre un fondo verde o azul, tiene lugar una confusión óptica en la que los colores se eliminan su identidad el uno al otro. Igual ocurre cuando se ponen letras amarillas sobre fondo blanco o letras azules sobre fondo negro.


Existen combinaciones establecidas que funcionan aunque de vez en cuando tomamos riesgo en nuestros diseños a fin de “hacer algo diferente”.


Comparta su opinión con nosotros


Escriba su comentario


* Su información de correo electrónico no será publicada.
*

*

*

 

*



 

Artículos relacionados

¿Qué significan los colores?    ¿Cómo crear un buen logo?    Atraer la atención con el uso del color.    

Shared Pixel es una marca comercial registrada. ® Todos los derechos reservados, 2013